miércoles, 5 de marzo de 2014

Es tu elección / Sami EL MUSHTAWI

El hombre tiene en sus manos la decisión de ser de los que dejan caerse en manos de Allah y de esta forma, Allah se encarga de arreglarle todos sus asuntos. Pero, si el hombre rehúsa y por su propia voluntad se cae en manos del demonio, pues éste llevará al hombre por el mal camino, lo hará vivir confundido y en permanente duda. Por eso déjate caer en manos de Allah y verás cómo tu vida va a ser mejor. Fíjate en esta aleya del Corán que dice lo siguiente: Dios conduce los asuntos de los creyentes. Les da su auxilio, y les rescata de las tinieblas de la duda y la indecisión, conduciéndoles a la luz de la verdad y la pacificación. Los que no creen en Dios son dominados por los demonios y los impulsores del mal y el extravío, que los expulsan de la luz de la fe que habían adquirido en la primigenia creación y nacimiento. Los demonios conducen a las tinieblas de la incredulidad y la corrupción....(2257).